Las Religiosas en Sevilla

favicon

“Las únicas preferencias que os permito son para las más pobres, las más miserables…”

(Sta. Claudina Thévenet, Positio 628)

La Congregación de Religiosas de Jesús-María, fundada por Santa Claudina Thévenet, llega a Sevilla en el año 1974. Dispuestas a atender de forma humana y espiritual al más necesitado, asientan la base de su acción en La Corchuela, en el término municipal de Dos Hermanas, donde existía un pequeño suburbio que albergaba cerca de 175 familias. A través de la guardería que, a su vez, funcionaba como parroquia y dispensario, las religiosas comienzan a dar los primeros pasos en un acompañamiento por medio de la enseñanza y la asistencia a las necesidades de los niños y sus familias que allí vivían.

Alrededor del año 1976, las familias van siendo desalojadas de La Corchuela y reubicadas en otros barrios de Sevilla, entre ellos el Polígono Sur. Las religiosas se trasladan a este barrio y continúan su labor mediante la Escuela Infantil y el Proyecto “Maparra” de apoyo escolar, coordinado junto a Cáritas Parroquial y la Pastoral Juvenil Salesiana de Jesús Obrero.

A pesar de la precariedad de la zona, las necesidades tan básicas por cubrir y el esfuerzo por ser voz de un barrio que apenas se tiene en cuenta, las religiosas de Jesús-María y todos sus colaboradores no han perdido la ilusión y las ganas de seguir apoyando y luchando por que la situación de los vecinos de Polígono Sur cambie. Será a partir del año 1992, con la inauguración del nuevo Centro Infantil, y la continuación del proyecto “Maparra” y Proyecto Mujer “Isabel Arias”, cuando la acción tome un empuje nuevo, que sigue avanzando en la actualidad.