Proyecto educativo

Fotolia_34650614_L1

Nuestro proyecto educativo se sustenta en las siguientes bases:

Creemos en la persona, desde su más tierna infancia, en el desarrollo de sus posibilidades y capacidades, personas insertas en la realidad histórica que viven.

Concebimos a la persona creada a imagen y semejanza de Dios, persona en relación, y llamada a descubrir y colaborar en todo lo creado.

Queremos poner las bases desde la realidad de cada niño/a, despertar su interioridad para que en el futuro pueda responder de una manera integral y armónica, asumiendo, responsable y libremente, su proceso de crecimiento personal. Y pueda experimentar al Dios de Jesús en su historia, y se comprometa en la construcción de un mundo más justo y más humano.

Potenciamos: la autonomía, el sentido crítico, la autenticidad, la ternura, la compasión y el perdón.

Este proceso se realiza con unos referentes: familia, amigos, sociedad.

Creemos que las relaciones personales se han de establecer desde la igualdad y la inclusión, sin discriminaciones de ningún tipo: ni culturales, ni religiosas, ni de género.

Principios educativos

Desarrollamos nuestra pedagogía atendiendo a los siguientes Principios Educativos:

  1. Atenta a cada persona acogiéndola tal como es.
  2. Con preferencia por los que tienen algún tipo de limitación
  3. Que confía en las posibilidades de crecimiento personal de cada uno/a

Queremos ayudar a nuestros alumnos/as a:

  1. Descubrir y potenciar sus posibilidades y aceptar sus cualidades y limitaciones.
  2. Tener hábitos de trabajo y orden que les ayuden a conseguir una sólida cultura.
  3. Crecer en su dimensión social
  4. Desarrollar su dimensión ética y trascendente.
  5. Abrirse a la experiencia del encuentro con Jesús
  6. Comprometerse en la construcción de un mundo más justo.

 

Ofrecemos una educación en valores y destacamos como prioritarios:

  1. La liberad, responsabilidad y sentido crítico
  2. Justicia y solidaridad
  3. Paz y convivencia
  4. Interioridad