Objetivo Curso 17-18

 

 

Un modo de vida comprometido con la justicia, la paz y la integridad de la creación

Esta prioridad aporta una perspectiva diferente y plantea profundos desafíos. Pide de nuestros centros educativos una honda reflexión, una nueva sensibilidad y un nuevo lenguaje.

Nos lleva a un cambio de mentalidad, de corazón y de estilo de vida. Rompe el círculo en el que habitualmente nos movemos y nos lanza más allá.

Nos abre a colaborar con otras instituciones e implicarnos en red desde la conciencia de que tenemos mucho que aprender de otros que van abriendo camino.

En el fondo hay una ruptura de las relaciones con Dios, los demás, la creación y nosotros mismos. Estamos llamados a restaurar la armonía y el cuidado mutuo.