Claudina Thévenet

Claudina Thévenet nace en Lyón el 30 de marzo de 1774. Tras vivir las duras experiencias de la Revolución Francesa y el fusilamiento de dos de sus hermanos, comprende que lo que el mundo necesita, urgentemente, es descubrir la existencia de un Dios bueno que quiere sin condiciones a los hombres. Esa es su experiencia personal y el legado que le dejaron sus dos hermanos antes de morir: “Perdona como nosotros perdonados”. Este momento marca un rumbo decisivo a su vida. Tiene 19 años. Ya antes de terminar la guerra, inicia un apostolado clandestino, defendiendo, junto con otras jóvenes, la fe de Cristo y su mensaje evangélico. No le dejan tampoco indiferente las palabras de sus hermanos.

Claudina responderá a las llamadas que le vienen de estas necesidades. Dedica todo su interés a los niños y los jóvenes que viven abandonados y en la ignorancia religiosa. Un día, acoge a dos huérfanas abandonadas en el pórtico de la Parroquia de Saint Nizier.

pierres planteesEn ese momento, con la colaboración de compañeros jóvenes, nace una primera Providencia que recibirá el nombre de Providencia del Sagrado Corazón; estamos a finales de 1815. la noche del 5 al 6 de octubre de 1818, Claudina deja a su anciana madre para instalarse definitivamente en una humilde casa, apenas amueblada. Con una obrera, una huérfana y un telar de seda, Claudina acaba de fundar la Congregación de las Religiosas de Jesús-María: “Me parecía haberme lanzado a una empresa loca sin ninguna garantía de éxito”

Y la obra se desarrolla y crece bajo la dirección de Claudina. Su principal objetivo es la educación de los niños y de los jóvenes, con una clara preferencia por los más desfavorecidos. Su pedagogía se basa en el amor, en la bondad, en la atención a cada persona y en el espíritu de familia. El 3 de febrero de 1837, un viernes, a las tres de la tarde, muere en la casa de Fourvière. Claudina había vivido la experiencia de Dios, se dio totalmente a Él. Sus últimas palabras: “Qué bueno es Dios” indican el talante de esta gran mujer que se dejó guiar por el Espíritu Santo.

La Congregación de Jesús-María inicia pronto su expansión por otras naciones. En 1843 llegan las primeras religiosas a la India; muy pocos años después, el 16 de julio de 1850, se establecen por primera vez en España, en el entonces pueblo vecino de Barcelona, San Andrés de Palomar.
Su primera expansión por España se realiza a lo largo del Mediterráneo: Tarragona, Barcelona, Valencia, Orihuela, Alicante y Murcia. En su deseo de atender a todas las clases sociales, cada uno de los establecimientos solía constar de un colegio pensionado, un externado, escuela gratuita y una, o varias, catequesis y escuelas dominicales.

En 1902, por mediación del Cardenal Vives y Tutó, se responsabilizan de las cinco escuelas gratuitas creadas por la Fundación “Leandro León Ayala” en Mérida de Yucatán.
40-bajada a lyonEn 1909, después de la “Semana Trágica”, se instalan en Loyola (Azpeitia). En 1912 llegan a la Argentina, y en 1917 abren un colegio en Madrid.
Los colegios de Zaragoza y Burgos serán las últimas ampliaciones antes de la guerra civil de 1936.
En los años posteriores, caracterizados por la abundancia de vocaciones religiosas, se extienden por Andalucía (Jerez de la Frontera y residencia Universitaria de Granada) y, respondiendo a su vocación misionera, abren un colegio internado en Guinea Ecuatorial.
El crecimiento de obras y actividades llevó, en 1950, a la partición de la hasta entonces Provincia Española en dos provincias independientes: Aragón y Castilla.

El desarrollo de la sociedad española a partir de la década de los sesenta, hace que se multipliquen los centros educativos en barrios periféricos y pueblos: Badalona, La Fuensanta (Valencia), Villafranqueza y Asís (Alicante), Pinos Puente y Santo Cristo de la Yedra (Granada), Senda Enmedio (Murcia), Camas (Sevilla), entre otros. Sin que falten entre sus obras las Casas de Espiritualidad, dedicadas en exclusividad a Ejercicios Espirituales, retiros y Convivencias y las llamadas Casas Hogar para acogida de niños con carencias familiares, algo muy específico, desde su fundación, en la obra de Claudina Thévenet.

    


Comments are closed.

Back to Top ↑
  • Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeCheck Our Feed

    No dudes en seguirnos a través de nuestros perfiles en Redes Sociales.

  • Últimos post

  • El pase de diapositivas requiere JavaScript.